• Prólogo
  • Preparación
  • Llegada
  • Guardas
  • Rebelión
  • Quejas
  • Huida
  • Conclusión

Presentación

En un extremo del pasillo había una pequeña apertura a través de la cual podríamos grabar el sonido y la imagen de lo que pasara en la cárcel. En el lado opuesto a las celdas, había un pequeño cuarto ropero que se convirtió en "el agujero" o celda de aislamiento. Era oscura y muy reducida, de unos 60 cm de ancho y de profundidad, pero lo bastante alta como para que un "recluso malo" pudiese estar de pie.

Un sistema intercomunicador nos permitía intervenir las celdas secretamente para controlar de qué hablaban los reclusos y para hacerles anuncios públicos. No había ventanas o relojes que permitiesen juzgar el paso del tiempo, circunstancia que más tarde provocaría algunas experiencias de distorsión del tiempo.

Con todas estas instalaciones, nuestra cárcel estaba preparada para recibir a los primeros reclusos, que esperaban en las celdas de detención del Departamento de Policía de Palo Alto.

Debate

¿Cuáles son los efectos de vivir en un entorno sin relojes, sin ver el mundo exterior y con una estimulación sensorial mínima?

Página Anterior Página Seguiente
Help Support This Nonprofit Website